Menú Cerrar

Síntomas causados por la violencia psicológica

La campaña “Contra todo Tipo de Violencia Física y Emocional”, que actualmente promueve la Fundación Alejandro Márquez González, se encuentra en la fase psicológica y de esta manera tomar en cuenta todos los datos importantes, para identificar y prevenir la violencia.

La violencia psicológica es un tipo de violencia que se ejerce sin la intervención de acciones físicas, pero que afecta a la víctima no solo a nivel psicológico y emocional, sino también físico.

Existen datos estadísticos que demuestran que la violencia psicológica es más común de lo que podríamos sospechar, y no tiene que ven con género.

Por ejemplo, según encuestas realizadas en México, el 76% de los jóvenes con edades comprendidas entre 15 y 24 años han padecido este tipo de violencia.

De manera que es importante poder identificar cuándo se está ante la presencia de la violencia psicológica y qué hacer para superarla.

En este artículo te hablaremos de los síntomas, causas y tratamiento. Pero también queremos hacer una recomendación especial: si sospechas de violencia psicológica entonces consulta con un psicólogo.

Síntomas de la violencia psicológica

Para poder identificar cuándo se es víctima de la violencia psicológica, es necesario tener en cuenta una serie de síntomas o señales.

Ahora bien, no es fácil identificar la violencia psicológica, ya que los síntomas son sutiles y en ocasiones se confunden con otros tipos de problemas.

Los síntomas pueden ser físicos o emocionales y psicológicos, entre los físicos están:

  • Ahogos
  • Vértigos
  • Dolores de cabeza
  • Ardores de estómago
  • Diarreas
  • Náuseas
  • Vómitos
  • Dolores musculares
  • Contracturas

En cuanto a los síntomas emocionales y psicológicos de este tipo de violencia se pueden mencionar los siguientes:

  • Problemas en la alimentación
  • Adicción a distintos tipos de sustancias (en las que cabe destacar las benzodiacepinas y el alcohol)
  • Dejadez y descuido en el aspecto físico
  • Irritabilidad
  • Apatía
  • Baja autoestima
  • Pérdida de relaciones sociales llevando en muchas ocasiones al aislamiento
  • Sensación de haber dejado de ser la persona que era
  • Estrés
  • Ansiedad
  • Estado de ánimo deprimido
  • Alteraciones de los patrones de sueño
  • Sentimientos de impotencia e inutilidad
  • Indecisión
  • Inseguridad
  • Dependencia emocional
  • Ataques de ira dirigidos a otras personas
  • Inapetencia sexual
  • Sentimientos de vergüenza y culpa
  • Sensación de debilidad
  • Dificultad en la toma de decisiones
  • Culpabilidad
  • Mecanismos de afrontamiento basados en la huida
  • Sentimientos de inferioridad

Ante la presencia de algunos de estos síntomas lo mejor es consultar a un psicólogo que pueda brindarte orientación para superar la violencia psicológica y alejarte de quienes la ejercen en tu contra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: