Menú Cerrar

¿Qué hacer si eres testigo de bullying?

No estar involucrado como víctima en un caso de bullying no te hace ajeno a ayudar a quien si está siendo sometido a estos actos, es por esto que la Fundación Alejandro Márquez González trabaja día a día para evitar su propagación mediante talleres formativos, congresos y conversatorios dirigidos a padres, madres, representante, jóvenes y profesionales del área educativo y social para lograr el objetivo de la institución de la mano de especialistas preparados para proyectar el mensaje. Si notas a alguien siendo acosado, lo mas correcto es ayudar a alzar su voz y a detenerlo.

El bullying en toda su expresión no está bien, así que, en algunos caso defender a alguien es más fácil que defenderte a ti mismo. Requiere mucho coraje el plantarse contra el bullying, pero otros pueden unirse a ti si hablas contra ello.

Consejos para detener el Bullying

Conversa con la persona que esta sufriendo bullying y pregúntale qué puedes hacer para ayudarlo.

Escúchalo, la persona que sufre de bullying puede estar muy sensible sobre lo que le pasa y con miedo de hablar sobre ello. Puede sentirse sin poder e incapaz de escapar el bullying.

Manifiesta la preocupación por su bienestar, así demuestras que eres su amigo/a. Invítalos a tu grupo o a realizar actividades juntos. El sufrir bullying puede lastimar la confianza de una persona, así que tener amigos puede hacer una gran diferencia.

Busca ayuda de un adulto e confianza. Si el bullying sucede dentro de la escuela, habla con un maestro, director, administrador o consejero. Y sin importar el dónde, habla con un adulto en quien confíes. Trata de involucrar a la persona afectada por el bullying. Puede que tenga miedo de contar lo que le pasa y tu ánimo o estímulo los puede ayudar.

Toma una posición como grupo. Habla con tus amigos sobre cómo pueden todos enfrentar al bullying.

No repitas rumores. Los bullies (personas que hacen bullying) a veces tratan de empezar rumores, puedes ayudar a detener un rumor al frenar su diseminación.

Enfréntalo. Hay que tener coraje pero hablar con la persona que hace el bullying les hace saber que sus acciones no son buenas. Si estás preocupado por tu seguridad, avísale a alguien más sobre tu plan o llévalos contigo. No tienes que hacerlo frente a frente -puedes enviarles un mensaje y decirles que lo que hacen está mal y lastima a otras personas.

¡Educa a otros!

Algunos tipos de bullying, como el bullying sobre religión, raza, o ser gay o trans, son basados en la ignorancia y el miedo. Si le enseñas a otra persona lo que sabes sobre estas cosas, podrías llegar a cambiar el modo que tratan a otras personas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: